Imprimir

Comunicado desde el Barrio La Nueva Jerusalén ante la emergencia por el Covid-19

Captura de pantalla 2020 03 27 a las 5.11.58 p

Por: Organizaciones Sociales y Comunitarias Barrio La Nueva Jerusalén

El Barrio autoconstruido La Nueva Jerusalén, hace un llamado a las autoridades municipales, departamentales y nacionales, ante la situación de vulnerabilidad con la que enfrenta esta población la emergencia generada por el Covid-19.

Hoy nuevamente, como siempre y más que nunca, demandamos la presencia estatal en nuestro territorio. Esta pandemia que afecta a toda la población indistintamente de la clase social, empeora nuestra condición de vulnerabilidad. Nosotros no podemos visitar las grandes cadenas de supermercados para surtirnos de mercado y resguardarnos en nuestras casas mientras todo pasa, no podemos implementar el teletrabajo porque no contamos con acceso a la red y menos con un empleo formal que podamos desarrollar desde casa, gran parte de nuestras familias sobrevive gracias a la informalidad en el trabajo que ahora no podemos ejercer.

A esta incertidumbre, se suma la situación que viven actualmente las familias desalojadas en enero de 2017, a quienes no se les ha dado una solución definitiva de vivienda y no reciben el subsidio de arriendo hace tres meses.

La Nueva Jerusalén, está en jurisdicción del Municipio de Bello, es un barrio autoconstruido por familias desplazadas del campo, la ciudad y destechados de Bello, Medellín y otros lugares del país, actualmente no contamos con servicios públicos domiciliarios, red vial, conexión al sistema de transporte y equipamientos comunitarios como centros de salud. Las familias vivimos del rebusque y el empleo informal. Estamos en condición de hacinamiento, lo que hace más factible el riesgo de contagio en el marco de esta pandemia.

Es por eso que nos dirigimos al gobierno en las diferentes escalas territoriales exigiendo acciones inmediatas para que las familias de escasos recursos podamos subsistir en esta crisis con los mínimos vitales y se preste especial atención a nuestros ancianos, mujeres en estado de embarazo, personas en riesgo por condiciones especiales de salud, niños y niñas.

De acuerdo con lo expuesto exigimos al gobierno:

  1.La presentación, por parte de la Alcaldía de Bello, de un Plan de Contingencia particular para el barrio La Nueva Jerusalén y las personas desalojadas del mismo para atender los asuntos coyunturales a causa del Covid –19, teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

  1. a)  Activar una red de prestación de servicios de salud territorial como mecanismo de apoyo a las personas con enfermedades crónicas y urgencias para su oportuna atención. 

  2. b)  Dotación de tapabocas, guantes y demás implementos que ayuden a prevenir el contagio por Covid-19 en las personas más expuestas. 

  3. c)  Rutas de atención para la detección y tratamiento de posibles casos positivos. Considerando la afiliación o no al Sistema General de 
Seguridad Social en Salud (SGSSS), eguridad Social en Salud (SGSSS), igualmente claridad sobre los  lugares a los que se debe acceder en caso de un posible contagio y la forma en la que se pueden contactar con las entidades correspondientes.
  4. d)  Medidas de promoción de la salud y prevención de la enfermedad, claras y contextualizadas para las posibilidades del territorio, considerando las medidas de salubridad y salud pública. 

  5. e)  Abrir canales de comunicación que permitan tener a la comunidad informada sobre las acciones de prevención y las rutas de atención en salud física y mental. 

  6. f)  Acciones de acompañamiento psicosocial para las necesidades en salud mental, expresión, contención emocional y atención en crisis. 

  7. g)  Activación de rutas de atención para los casos de violencia de género que se puedan presentar en el marco del aislamiento decretado por el gobierno nacional, al igual que posibles casos de violencia contra niños, niñas y jóvenes.
  8. h) Acciones diferenciales para la población más vulnerable: niños y niñas, adultos mayores, personas en situación de discapacidad, migrantes venezolanos, desplazados, víctimas del conflicto armado, mujeres embarazadas y madres lactantes.
  9. i)  Garantizar el derecho fundamental a la educación para los niños, niñas y adolescentes. 

  10. j)  Evaluar las situaciones de conectividad para la comunidad, la mayoría de las personas no cuentan con acceso a internet o telefonía, lo que dificulta algunas medidas que se han tomado en el sector educativo y laboral como alternativa para la cuarentena. 

  11. k)  Garantizar el acceso al transporte público, teniendo en cuenta las condiciones viales que tiene el barrio. 

  12. Es necesario y urgente realizar un proceso de acompañamiento integral a la comunidad de La Nueva Jerusalén, teniendo en cuenta las condiciones de vulnerabilidad en las que residen sus habitantes, es por esto que se solicita la interlocución con las entidades departamentales y estatales correspondientes, que garanticen el cumplimiento de un plan de contingencia con acciones para toda la población del barrio en mención.
  13. Entrega inmediata de los subsidios de arriendo correspondientes a los meses de enero, febrero y marzo a las familias desalojadas en enero de 2017, por parte de las administraciones de Bello y Medellín.
  14. Definir un interlocutor que posibilite la creación de acciones conjuntas y contextualizadas que viabilicen el desarrollo de la contingencia y que se garantice la comunicación con la Alcaldía de Bello.
  15. Generar un apoyo a venteros ambulantes y personas que se dedican a otras actividades informales. Realizar un apoyo de microcrédito a las familias que lo requieran para volver a la actividad comercial en el momento que se supere la emergencia.
  16. Posibilitar subsidios en especie asociados a alimentos, mínimo vital de agua y energía para todos los habitantes durante la emergencia y posterior a ésta, con el fin de evitar enfermedades como el Covid –19 y otras asociadas a la calidad del suministro.
  17. Garantizar las medidas que fueron tomadas con las personas que desde el 2017 y en adelante, fueron desalojadas del barrio y están en otros lugares. A su vez la suspensión de órdenes de desalojo de inmuebles destinados a vivienda familiar, teniendo presente que estas acciones pueden generar una desmejora inmediata en las condiciones de vida, además de aumentar el riesgo de focos agudos de contagio.
  18. Fortalecer mecanismos de promoción y prevención, que evite el uso de la fuerza pública como mecanismo de control del orden público.

Esperamos una respuesta oportuna a nuestras preocupaciones que permitan garantizar el derecho a la vida e integridad de los habitantes y personas desalojadas del barrio autoconstruido La Nueva Jerusalén.

Suscriben este comunicado: JACS Nueva Jerusalén Parte Alta y Parte Baja; Familias Desalojadas de La  Nueva Jerusalén 2017; Comuna Evidente y Metamósle al Barrio.

Visitas: 293