En defensa del arte para el pueblo: arte como resistencia

WhatsApp Image 2019 09 08 at 5.16.43 PM 1    Por Antifa CAN

Comunicado sobre los hechos ocurridos con nuestra intervención muralista en la Universidad de Antioquia

“Me identifico en lo que creo y pienso, soy un enamorado de los que sobran en la mesa del banquete, y como artista en resistencia, no soy neutral para nada en esta guerra. Mi opción está del lado de los desechables del sistema y no saben nada del mercado de valores ni la bolsa. Grito y reclamo a la humanidad entera para que siquiera uno más se sume a nuestra brega, tan solo uno más se comprometa solidario con la lucha de los pueblos sometidos, pinto con todos los colores en contra de la paz sin dignidad ni memoria, sin derecho a la palabra de los pueblos bloqueados, esa es la paz de los cementerios democráticos de los sin tierra. Incitamos en nombre de la vida, para tender un puente sobre el enorme precipicio que existe entre la superproducción y los empobrecidos, pensamos que son urgentes mayores y coordinadas tareas de las organizaciones y movimientos sociales para que en unidad, todos nosotros militantes multidiversos, pluriculturales y policromados, nos sumemos a la única guerra posible, la que tendremos que librar contra el hambre jamás contra los hambrientos. Guerra a la pobreza, nunca contra los empobrecidos sin chequeras.”

Gustavo Muñoz Matiz

¿Por qué los estudiantes del Alma Mater tildan de “cavernarios” a quienes caminamos procesos de reconciliación y transformación social como barristas y amantes del futbol? Es ingenuo y contraproducente el señalamiento que estos sujetos hacen a la expresión artística plasmada en un mural producto del junte de personas que otrora, se enfrascaran en las más terribles y violentas confrontaciones por una camiseta de futbol, que dejaron muertos y heridos de bando y bando y que ahora, se juntan para dar paso a la unión y confluencia con ideas más nobles y altruistas, llevando el mensaje a otros hinchas que aun piensan que son válidas y vigentes las peleas por colores e ignoran que los poderosos ven en esto su triunfo. Como si las muertes, la violencia y el contexto problemático y social del barrismo, fueran imaginarios, como si no fuera visible un conflicto que, con acciones como el muralismo, podemos empezar a enfrentar.

Queremos recordarles a estos personajes que se ufanan de ostentar un pensamiento artístico crítico, contestario y rebelde, que el capitalismo es quien nos está matando a diario, con sus nefastas políticas de destrucción y depredación de la madre tierra y con su sed insaciable de riqueza que despoja y le roba la vida constantemente a millones de personas, ante esto, ante un contexto de violencia, la pregunta para esos estudiantes y futuros artistas, es acerca de las pretensiones de apropiarse del espacio y “transformarlo” con una apología a las drogas, llamada selva trip, cuando la realidad, nos muestra otra grotesca y dantesca escena, campos regados con sangre de líderes sociales y luchadores del pueblo, ríos envenados, represados y secados por la nefasta locomotora minero energética, animales vilmente cazados o muertos en las cada vez más agudas y repetitivas sequias, extensiones de bosques talados y mutilados que se cuentan por millares de hectáreas. La realidad es otra y es la que caminamos sin tregua, la que no vemos en los mass media o sabemos personalmente de boca de los indígenas nasas y campesinos que todos los días se levantan con la incertidumbre de si hoy el muerto de su comunidad será un ser querido o hasta ellos mismos.

Si los medios de comunicación nos silencian, estamos obligados y obligadas a apropiarnos de todo cuanto se pueda para difundir contrainformación, esa que le arrebate el velo de somnolencia a la sociedad y al estudiantado que, al parecer, le sigue el juego al capitalismo, prefiriendo pintar hongos alucinógenos silenciando mensajes que buscan la real libertad y conciencia. La pregunta por el arte, por lxs artistas, por la necesidad urgente de expresar en las paredes lo que no sale en los noticieros y lo que no quieren que digamos, así las cosas, desde estos procesos políticos, condenamos el arte al servicio de las mercancías, el arte al servicio del capitalismo, el arte por el arte que porque así tiene que ser y apelamos al arte para el pueblo, el arte con conciencia, el arte con mensaje, el arte capaz de leer el mundo.

“Hay personas que pasan por encima de la realidad y no tienen otra postura más que la de embellecer las mansiones de los poderosos, con ello no se niega que sean artistas, pero sí se aclara cuál es su opción política.” [1]

Nos preocupa que estos actos sean promovidos por mismos sectores de la comunidad estudiantil y más aún por personas que se dicen ser críticos y libertarios, este acto sin precedentes al interior de la universidad en la que habitamos algunos hace más de una década, para cualquier persona que se cuestionase un poco sabría que provocaría división y confrontación entre sectores que se suponen deben estar hermanados, estas batallas estábamos acostumbrados a librarlas con la administración de la universidad, pero nunca con nuestros mismos compañeros, aun mas allá no entendemos porque como estudiantes y artistas borran o pintan encima de una expresión política y artística, que además demando planeación, tiempo, recursos económicos y sin contar que fue la misma administración la que desembolso dichos recursos, para intentar reparar el daño y la censura de la que fueron objeto las primeras intervenciones muralistas de los colectivos AfroUdeA, Antifa Medallo y Antifa CAN. Existiendo tantos muros grises y blancos en la universidad y más en la facultad de artes que debería ser la más llena de contenido y color, contrasta el pálido color ladrillo generalizado de sus paredes, entonces porque pintar encima de lo que ya lleva en si color, pintura y lo más importante un mensaje que llama al cuestionamiento y reflexión.

Nosotros y nosotras como sujetos políticos y autocríticos, no defendemos un muro y el arte que humildemente plasmamos en él, defendemos la vida, la memoria y las ideas que estos trazos representan.

antifa

Fotos de los 3 murales que se han realizado en dicho espacio desde el año 2012 por Antifa CAN y Antifa Medallo

Como barristas, estamos acostumbrados al menosprecio de la prensa, el establecimiento, la opinión pública y sectores academicistas y oportunistas que no dudan en señalar las construcciones colectivas políticas y culturales que se intentan hacer a base de mucho esfuerzo, pero queremos decirles que nos complace y nos sentimos orgullosos de nuestro trabajo, cuando hemos logrado cambiar la mentalidad de compañer@s arruinados por el vicio, que solo pensaban en robar o pelear, por intenciones de formarse como profesionales, por oír en sus discusiones como debaten y se indignan por los problemas sociales o políticos de nuestro país y querer desbordar su rabia y rebeldía en actos más organizados y concienzudos, ANTIFA CAN no sólo lo integran amantes del fútbol y el color verde, lo integran muchas personas que ni siquiera les gusta este deporte, pero confluyen con las ideas libertarias y el trabajo que se viene realizando no únicamente en las gradas, también en las calles, las fábricas, los campos, universidades y cualquier espacio donde veamos esperanzas y sueños de seguir resistiendo.

Queremos dejar en claro que ante cualquier tipo de agresión, responderemos con contundencia como nos ha tocado hacerlo muchas veces, desde la palabra, el escrito, el debate de las ideas y también en la acción si corresponde, porque como dice el viejo dicho al fascismo no se le discute se le destruye.

Por otra parte no queremos instrumentalizar y obligar a nadie como se dijo, a hacer de su ejercicio artístico o académico en pro de las causas populares, cada quien moldeara su quehacer como le plazca, pero desde nuestro colectivo lo hacemos al servicio de lxs humildes y sus causas, desde la pinta, el graffiti, el mural, el estampado, el canto, el fanzine, la música y muchas más muestras artísticas; todas las ejecutamos con el deseo de promover la conciencia crítica colectiva y fomentar la acción directa, por ello SI reivindicamos el sector artístico que ha puesto su conciencia, tiempo y trabajo al servicio del pueblo, porque es muy fácil prostituir las ciencias y saberes al servicio de los mejores postores, para embellecer y fomentar la egolatría y vanidad en los escaparates y vitrinas de la burguesía criolla o mundial, seguramente si todos los profesionales fueran consecuentes y pusieran su mente y saberes al servicio del pueblo, no estaríamos viviendo esta barbarie en pleno siglo XXI o que fueran entonces personajes como Diego Rivera, Frida kahlo, Pier Paolo Passolini, Banksy, Michelangelo Merisi da Caravaggio, Vladimir Mayakovski, Bertolt Brecht, entre muchos otros.

Si ustedes afirman que rechazan el postulado arte al servicio del pueblo, porque esta ciencia perdió su “autonomía, diversidad y expansión” no creemos que esto se produjo por el pueblo, más bien por el capital que enajena y cuadricula a su medida e interés toda y cada una de las ciencias que desarrolla el hombre, para ponerlas no al servicio de la humanidad, sino al servicio de los dólares, pesos o euros que es lo que tanto les motivan y quita su sueño. “Algunos intelectuales han considerado a este tipo de expresión como la instrumentalización del arte para la causa, otros lo califican como arte politizado, y los más sutiles dicen que es arte social, comprometido. Todos estos adjetivos carecen de sentido, pues ninguna obra es inocente, no puede serlo, si estamos de acuerdo en que la obra es producto de esa doble relación dialéctica entre lo que rodea al artista y lo que él piensa, es decir entre lo que sabe y lo que hace. El arte es arte, más el sensibilizado es el trabajador de la cultura, el comprometido es el artista, quien está politizado es el ser humano, de allí que no exista una obra humana inocente, ninguna obra es asexuada, ninguna obra es asocial, pues cada obra representa la expresión ideológica de aquel ser que la produjo. Y sin dudas refleja las condiciones socioeconómicas en que dicha obra ha sido producida”[2]

No comprendemos como a su intervención la quieran atravesar o justificar por argumentos de “identidad, memoria y procesos políticos”, cuando en esta no se distingue o aprecia ninguno de los anteriores.

Es falso como afirman que desde nuestro colectivo se incitara a la violencia, sería inconcebible pensar esto de dos barras históricamente marcadas y atravesadas por relaciones antagónicas, que dejaron atrás diferencias y rivalidades para pensarse y actuar en pro de causas y luchas justas que nos hermanan más allá de dividirnos, emplear violencia sobre compañeros de academia, no pasaría nunca por nuestra cabeza, con el debido respeto no son rivales para el nivel de confrontación o violencia que rodean los círculos barristas y es eso precisamente lo que pretendemos trasformar desde nuestro junte, fuimos nosotros y nosotras quienes desde el primer momento y día en que realizaban la intervención en el mural y la toma “cultural”, quienes nos presentamos ante quienes pintaban y les indagábamos verbal y respetuosamente sobre el porqué de su acción, pretendíamos abrir el debate allí mismo y buscar soluciones, pero toda nuestra disposición en ese momento se agotó cuando se esgrimieron palabras o “argumentos” -si se le pudiese llamar así-, por parte de los pintores, tales como: (textualmente) “a nosotros no nos importa para nada la política” “dejen su rabia anarquistas anacrónicos” “esta es nuestra facultad y aquí hacemos lo que queramos” “ustedes solo son simples transeúntes” “el arte se trasforma” “si, y es que el del che y Juanca también lo vamos a pintar” ¿qué tipo de debate y confrontación de ideas pueden resultar de este nivel de argumentación? Se dice que se nos reconoce poco de dialogo, reconciliación y gestos de paz, y frente a ello y teniendo en cuenta lo anteriormente mencionado, responderíamos con la siguiente frase, porque tampoco nos ponemos del lado de ese pacifismo hipócrita e inerte que fortalece y legitima aún más este perverso sistema de dominación mundial: “Paz entre Pueblos, guerra al imperio”

Dicha toma cultural se realizó también so pretexto de invitar a la marcha de la comida, evento que tendría lugar en la ciudad de Medellín unos días más adelante y que se realizó por parte de las comunidades indígenas nasas del norte del Cauca, que llevan varios años liberando la madre tierra de los monocultivos de caña, que se extienden por toda la región consumiendo y depredando el recurso hídrico que se hace tan invaluable hoy por hoy, y de tales monocultivos solo se benefician unos pocos, haciendo parte también del grave e histórico problema de la tierra en Colombia, proceso que hemos conocido y acompañado hace ya muchos años y del que hemos sabido de liberadores que conocimos y se convirtieron en parte de nuestra familia, que riegan con su sangre la semilla de la liberación. Por esta razón, nos atrevemos a extender una real invitación a soportar los discursos con el cuerpo y en esa medida, que de verdad se propongan entonces articular procesos no solo para pintar un mural psicodélico y posmoderno, sino para que caigan a esos espacios a ver de cerca la realidad, o si no, ¿cuál es la coherencia de unos futuros artistas que dicen que no les importa la política pero están armando conciertos y foros con procesos sociales POLITICOS en los que este movimiento antifascista participa. Nunca los hemos visto compartir cambuche, cortar caña, sabotear presas y demás tareas del diario vivir de un liberador en el norte del Cauca a ninguno de ustedes y lo afirmamos respetuosa pero contundentemente. Sin decir que su aporte e interés a dicha causa no sea válido ni oportuno, por el contrario los invitamos y animamos a juntar esfuerzos y trabajo desde nuestras posibilidades para seguir nutriendo y aportando a este lindo, pero doloroso proceso de liberación.

antifa 2

Fotos de diversas actividades en las que ha participado AntifaCAN en el proceso de liberación de la madre tierra en el Norte del Cauca desde hace más de 5 años

Finalmente sobre el pronunciamiento que se hace al final, nos parece muy paradójico que allí se mencione esto, y que su comunicado salga días después de las acciones de sabotaje que se la han hecho a nuestro mural, paradójico también es que antes de este suceso nunca se habían presentado ningún tipo, de sabotaje (salvo el de la administración de borrarlo) a ninguno de los 2 anteriores murales realizados en este espacio, que se apropió desde el año 2012, después de que el muro quedara en blanco por más de dos años, desde el 2010 en el que la perversa y represiva administración encabezada por Alberto Uribe Correa censurara y eliminara innumerables murales y muestras de memoria estudiantil y colectiva sistemáticamente por toda la universidad, víctima de esto en ese muro fue el llamado “porro tanque” mural de vieja data por allí en el 2008 realizado por el colectivo ya extinto K.P.L.

Es por ello que consideramos demasiado relevante salvaguardar la memoria histórica de la universidad que se ve reflejada y plasmada no sólo en innumerables libros, escritos y trabajos, sino también en muestras artísticas colectivas, reivindicativas e identitarias, pues cada una tiene una historia por contar, y para nosotros no exclusivamente este mural cuenta nuestra historia, además no es capricho nuestro que pintemos y defendamos este muro, muchas piezas de arte callejero y rebelde están desplegadas a lo largo del valle de aburra y el país.

3

“Deporte para todo el pueblo” Intervención realizada en el Politécnico Jaime Isaza Cadavid por Antifa CAN

4

Fotos de algunas de las diversas intervenciones muralistas realizadas en diferentes puntos de la ciudad por parte de AntifaCAN.

A los saboteadores, si nos leen les queremos decir que seguimos vigilantes de lo nuestro, porque si se agota la palabra, el debate, el respeto y la compresión, son pocas acciones las que quedan por hacer, a los y las estudiantes, les hacemos un llamado al respeto a la diferencia y al reconocimiento de los tantos procesos que buscan trabajar día a día a pesar de todas las vicisitudes que se contemplan en una ciudad como Medellín, donde la vida no vale nada, y donde nuestras luchas nos han costado heridxs, muertxs, presxs y exiliadxs, nos entristece mucho que estos actos de división provengan de un sector de nuestros hermanos de aulas y academia, nunca lo esperaríamos, y como colectivo e individuos en constante formación y crecimiento, siempre estamos abiertos al dialogo, como desde el primer momento lo demostramos. La división entre hermanos humildes y vilipendiados es el triunfo de los poderosos y del status quo.

Colectivo Antifascista del Club Atlético Nacional

ANTIFA CAN

Para terminar queremos dejar este fragmento de “El rol del arte en un proceso revolucionario” Berlín, Alemania, diciembre de 2005 escrito por Gustavo Muñoz Matiz Artista colombiano Refugiado político.

“Pinto en consecuencia con mi pensamiento político, igual que otros cantan, danzan, escriben y actúan. Mis obras no ocultan ni niegan las clases sociales, pues son un reflejo de la sociedad imperialista que siento. Independientemente de si es una ilustración para un periódico o una tela al óleo, lo que me interesa es la riqueza visual que dice y significa un todo y que para explicarlo necesitaremos muchas palabras, incluso algunos debates.

Decimos que es una obra viva, porque permanece en los sentidos del público, llama a la liberación de los oprimidos, jalona a los indecisos, promociona a los revolucionarios, levanta a los arrodillados, anima a los desesperanzados, invita a los sumisos, denuncia dónde se encuentra el pecado social, desenmascara al genocida y conduce alevosa a la superación colectiva de los descalzos.

Allí, el arte no es locura, ni introspectivo, ni individualista. No incluye barreras, sino que se define en un primer momento como la expresión final de una obra producida en relación dialéctica entre la habilidad y el dominio técnico expresivo, de acuerdo con la búsqueda universal de la maestría artística.

En un segundo momento, la fuente inspiradora de la obra, que llamamos “creación”, parte de otra doble relación dialéctica, que se da entre lo que vivo y lo que pienso, y luego entre lo que pienso y lo que hago. Ahora, si lo que vivimos en la cotidiana y cruda realidad que nos rodea es la opresión y la relacionamos con lo que somos como artistas, tendremos una creación casi siempre dolorosa, de la cual surge la imaginación creadora, natural en las vasijas de barro indígenas, generosa en los tejidos artesanos, soñadora en los textos literarios y poemas, erótica en las esculturas y pinturas, pedagógica en el teatro de la calle, crítica en todas las comedias, potente en la pantalla de cine, pero siempre, siempre, subversiva, porque en Colombia crear es un acto subversivo.

Aquí pueden encontrar el texto completo: https://www.prensarural.org/matiz200512.htm

 

 

[1] El rol del arte en un proceso revolucionario por Gustavo Muñoz Matiz. Berlín, Alemania, diciembre de 2005

[2] El rol del arte en un proceso revolucionario por Gustavo Muñoz Matiz. Berlín, Alemania, diciembre de 2005

Visitas: 340